El teletrabajo ya es realidad gracias al teléfono

Jue, 03/09/2017 - 12:13 -- paolagomez
(AHF)

Trabajar desde la comodidad de la casa, sin la urgencia de trasladarse a una oficina, sorteando el tráfico y el espantoso bullicio de la ciudad y sacrificando tiempo y salud, ya es posible, como en las películas de ciencia ficción, gracias a la tecnología de la telefonía celular.

 
Si bien desde hace algunos años esto ya es permisible gracias al internet, no todos los profesionales podían darse ese “lujo”, pues de todas maneras había que contar con la tecnología adecuada básica, como tener una buena computadora y la conexión a la red, y por su puesto el ánimo y la decisión compartida entre ejecutivos y trabajadores de hacerlo.
Pero el vertiginoso adelanto de la tecnología de las comunicaciones, que se ha instalado en nuestra vida cotidiana a través del teléfono celular, está acercando al ciudadano a resolver mejor sus preocupaciones laborales. Más allá de contar con teléfono celular con una cámara fotográfica y de video de alta resolución, que sea receptor y reproductor de música y tener acceso a las redes sociales, la gente busca ahora una herramienta más útil, pues así lo requieren ya las nuevas relaciones sociales y laborales.
Lo cierto es que la tecnología nos está cambiando la vida, y no hay forma de detener este proceso que salpica a todos y pocos lo sabrán aprovechar en su verdadera magnitud. Eid Hirsh, ejecutivo de Huawei en el Perú, dice que, por ejemplo, los ciudadanos en general ya deben dejar de pensar en el teléfono como un objeto de valor mediano, es decir, que solo sirve para tomarse fotos o bajar música, dándole valor a otras funciones sociales como acercar o estrechar las relaciones humanas entre familiares o amigos, sino que debe ser productivo, y el ámbito laboral es el mejor espacio para comprobarlo.
Con el último modelo Smartphone en la mano, un Huawei Mate 9, Hirsh explica las bondades de la tecnología que pueden ser mejor aprovechadas, por ejemplo, por estudiantes de cualquier especialidad, porque la cámara de fotos y videos permiten además de registrar una escena elevar su calidad resolutiva hasta los límites del profesionalismo, lo que se debe traducir no solo en belleza y disfrute, sino más bien en optimización de sus estudios. A nivel ejecutivo, la conexión de internet y las múltiples funciones del aparato, permiten al usuario teleconferencias, revisiones de cuadros y envío de documentos. Así, el estudiante o el ejecutivo pueden resolver problemas propias de su especialidad desde su hogar, desde el bus o taxi, o desde cualquier locación dentro o fuera de la ciudad.
Esto se traduce en dinero, en ahorro de tiempo, en productividad, incluso en el mejoramiento de la presencia profesional en un mercado cada vez más competitivo. Hirsh señala que la marca china ha superado ya a otras que gozaban de una aceptación en el mercado a base, precisamente, del prestigio de la marca, y ahora su Huawei Mate 9 ofrece un producto con una batería que dura hasta dos días con uso permanente y una pantalla que puede dividirse para cumplir funciones paralelas, como reproducir un video y escribir un mensaje al mismo tiempo.
El teletrabajo contempla, como cualquier ocupación laboral, también dos aspectos que la modernidad nos trae y nos embarca en la autopista de la información y el consumo: la vanidad y la labor. No es secreto ni malo que aparatos como el teléfono celular sean objetos de lujos, hay gente que lo paga, pero además, como si fuese una moderna camioneta, se le puede sacar el máximo provecho. Se puede lucir el teléfono en una conferencia de directorio y, como un objeto mágico, como un buen traje o un fino reloj, el aparato te da una prestancia especial. Así son las exigencias de la modernidad, y Mate 9 puede satisfacerlas.
 
 
 
 
 
También te puede interesar: Compre online sin peligro