Cono Norte: una solución para los pobladores de Maca

Mié, 01/11/2017 - 13:18 -- paolagomez
Jorge Turpo Rivas

Juan Manuel Guillén les prometió tierras en Majes I, pero no se concreta la entrega. El Cono Norte, un pueblo fantasma, construido por Fujimori, podría ser utilizado.

 
Todas tienen la forma de las casitas del juego de Monopolio. Hasta parecen de plástico cuando se les ve de lejos. Y están deshabitadas. Nunca fueron habitadas. Se construyeron en la década de 1990 como parte de un programa de vivienda para jóvenes que fue un fracaso. Hoy forman un pueblo fantasma.
Para llegar hay que atravesar todas las posibilidades de polvo. La vía asfaltada más cercana es la carretera Arequipa – Yura, a más de tres kilómetros. Las casitas abandonadas están en la asociación de vivienda Propiedad Familiar Elmer Faucett (PROFAM), cerca al cementerio El Ángel, donde hace veinte años cayó un avión de la empresa Faucett y dejó 123 muertos.
“Nadie ocupó esas casas porque son unas ratoneras”, dice Hugo Mendoza, presidente de la asociación de vivienda Jardín del Colca.
Cada casita solo tiene una habitación de 5 x 5 metros, un silo y un patio de unos veinte metros cuadros. El cerco es de sillar. La habitación es de concreto y el silo tiene techo de calamina. En cada fachada permanece el sello del Banco de Materiales, como señal de su autoría.
Felipe Domínguez, dirigente del Cono Norte, recuerda que esas casitas se hicieron a finales del gobierno de Alberto Fujimori. “Era para jóvenes menores de 26 años. Pero el programa no tuvo continuidad y fracasó”, dijo.
Reconoce que las viviendas son muy pequeñas y no atrajeron el interés de los jóvenes.
Además la zona era muy alejada y desértica. De hecho, lo sigue siendo. “Pero como no se concretó el proyecto, más abajo se reservó terrenos para el Parque Industrial de Yura”, apunta Domínguez.
Los invasores de terrenos han rodeado las casitas abandonadas. Las intentaron invadir, pero la autoridad siempre desalojó a los usurpadores. Solo un guardián ocupa una de ellas por las noches.
Existe la creencia de que esas casitas abandonas fueron construidas para los damnificados del terremoto que afectó Maca en 1991. Mario Lacastro, ex alcalde distrital de Maca en los 90’, cuenta que no fue así.
“Nunca nos ofrecieron casas en el Cono Norte, lo que sí hizo el Banco de Materiales fue construir 260 casas antisísmicas en Maca”, recordó.
Y como el BM buscaba recuperar su inversión de alguna manera, también construyó un hotel municipal para que se paguen las deudas con sus ingresos. “Un tiempo funcionó bien toda esa idea, pero luego hubo problemas con la empresa concesionaria y todo se deterioró”, comentó Lacastro.
 
ALTERNATIVAS
Ahora que los sismos y las fallas geológicas vuelven a amenazar a la población del Colca y del distrito de Maca, esas casitas abandonas pueden ser una alternativa para una posible evacuación.
Desde la década de 1970 Maca y su campiña es afectada por deslizamientos de tierra. El 2012 el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet) comprobó, con estudios geológicos, que la zona es inhabitable.
A dos metros de profundidad hallaron una masa o material saturado en agua que genera inestabilidad de los suelos. Esa masa acuífera tiene unos ocho metros de densidad.
La zona más crítica, al oeste del centro de Maca, tiene un desnivel de más de treinta metros de altura.
Determinaron que las filtraciones llegan de las quebradas cercanas que cargan el agua de los nevados y de los canales de regadío. Se contaron hasta veintiún manantiales que rodean el pueblo. También hay bofedales y hasta dos fuentes termales.
La conclusión es que la zona es de muy alto riesgo y que el pueblo tiene que ser reubicado porque un sismo de más de 5 grados provocaría una gran destrucción.
El ex presidente regional de Arequipa, Juan Manuel Guillén, les prometió reubicarlos en terrenos de la primera etapa del proyecto Majes.
Pasaron los ocho años de gobierno y no se concretó. Pero sí se emitió una Ordenanza Regional en febrero de 2014, que reserva, en favor de la Municipalidad Distrital de Maca, 400 hectáreas de propiedad de Autodema en la primera etapa del proyecto Majes, Lote PB5-1, sector de Pampa Baja.
Ese trámite se hizo en amparo de la Ley 29869, que estable el resarcimiento poblacional para zonas de muy alto riesgo no mitigable como Maca. Es decir, se les tiene que dar nuevas tierras a las víctimas. Son alrededor de 500 familias de Maca las que deben ser reubicadas.
En Majes surgió la oposición de los colonos por el tema del uso de agua y también hubo problemas en determinar quiénes eran los verdaderos beneficiados para que no se filtren personas ajenas o hasta traficantes de lotes.
En abril de 2015, Yamila Osorio, gobernadora regional, creó el Equipo Técnico para implementar la ordenanza que separa tierras en Majes para los maqueños. Lo integran Defensa Civil, Autodema, Ingemmet, municipios de Maca y Caylloma, juntas de regantes, entre otros.
El proceso sigue en curso. Mientras tanto, quienes viven en Maca continúan expuestos al peligro de vivir en medio de una falla geológica.
 
VIVIENDAS
Felipe Domínguez, uno de los dirigentes que más invasiones promovió en el Cono Norte, dice que los pobladores de toda la provincia de Caylloma ya tienen terrenos en Arequipa, por lo que pensar en entregarles predios para que se reubiquen no resulta prioritario.
La asociación de vivienda Jardín del Colca, es un ejemplo. Se trata de una de las más grandes invasiones de terrenos que se ha hecho en Arequipa. La promovieron pobladores y residentes de todos los distritos de Caylloma. Ocupan cerca de mil hectáreas y tienen diez mil socios. Hugo Mendoza, su presidente, indica que al menos el 80% de sus ocupantes son cayllominos. Todavía no tienen servicios básicos a domicilio ni títulos de propiedad, pero sus gestiones para lograrlo están bastante avanzadas.
 La polvorienta trocha que llega hasta Jardín del Colca, divide en dos el pueblo fantasma formado por las casitas abandonadas. El sector Vivienda es quien tiene en sus manos el destino de esos módulos. Es una inversión que costó a todos los peruanos y alguna utilidad se le debe dar antes que el tiempo lo destruya todo.
 
 
 
 
 
También te puede interesar: El cantante que solo queria cantar goles